Mide dos veces y corta una

Cada día mas empresas quieren y necesitan realmente cambiar su forma de hacer las cosas, para poder competir y sobrevivir en este mercado volátil en el cual estamos inmersos

Los hechos nos muestra que para mantener en el tiempo un nivel sostenido de mejora continua, lo único que valen son las estrategias a largo plazo.

Leí hace algún tiempo algo que me impacto sobre algo que llamaban  “regla de oro del carpintero”: mide dos veces, corta una.

Si se esta planteando comenzar a caminar por la senda del Lean y la Mejora continua, respóndase estas preguntas, mida nuevamente y luego corte, antes de dar un paso en falso,

  • ¿Piensa que puede cambiar con Lean su empresa en tres meses?
  • ¿El embarcarse en Lean es una acción desesperada para salvar su empresa?
  • ¿Su motivo principal es la reducción de Personal?
  • ¿Tiene un estilo de dirección vertical?
  • ¿Esta consciente del tiempo, el interés y la determinación que necesita en el largo plazo este tipo de implantación?
  • ¿Sus personas tienen el la tenacidad y los conocimientos necesarios para liderar todo el proceso en la empresa?
  • ¿Esta en situación de vender este proyecto al máximo responsable de la organización?
  • ¿Esta en situación de vender este proyecto a los empleados?
  • ¿Seguirá priorizando lo urgente antes que lo importante?
  • ¿Las iniciativas de mejora continua anteriores que han fracasado, le han enseñado algo nuevo?
  • ¿Esta dispuesto a bajar al Gemba para solucionar los problemas?

Fuente:

Los tres ejes de la Nueva Formación para Directivos: experiencia, acompañamiento y aplicabilidad

El mundo está cambiando aceleradamente, quizás con el doble de la velocidad que hace una década.  El modelo utilizado por las empresas y sus directivos carece del colchón necesario para poder tomar decisiones colegiadas y la efectividad en las acciones son factor determinante para la supervivencia: no hay tiempo para perder.

La necesidad de estar formado es vital para poder desarrollar nuestra tarea directiva. Este nivel de responsabilidad empresarial requiere de intervenciones de ámbito estratégico que funcionen como un sistema complejo, donde  la suma de las experiencias vividas, leídas y contadas nos debe permitir agregar mayor valor en conjunto  que la suma de todas las partes por separado.   Las decisiones basadas en la experiencia alimentan a la efectividad, especialmente  en un entorno empresarial cambiante y altamente competitivo.

Los directivos necesitan de actividades formativas donde compartan y vivan experiencias. Como dijo Confucio en el siglo IV antes de Cristo, “Lo oí y lo olvide; lo vi y lo entendí;  lo hice y lo aprendí”.  Las actividades ligadas a los role-playing, simuladores, etc. son base fundamental para la incorporación del conocimiento.

La formación tradicional basada en clases magistrales junto con la metodología del caso pierde valor. En el mundo empresarial los ciclos económicos son muy cortos y las respuestas se establecen con una mezcla de de anticipación, conocimiento del entrono y pre-visualización de la ventaja competitiva futura.

El directivo necesita de una orientación previa a su actividad formativa, necesita conocer sus competencias actuales y futuras creando un hilo conductor entre su desarrollo profesional  y las actividades que necesita a lo largo de su camino.

Otro punto a evaluar en la nueva era de la formación es que necesitamos tener continuidad y actualización, no basta con cursar un programa formativo se debe tener acceso a la información actualizada y a la experiencia de otros profesionales con similar formación para poder seguir compartiendo experiencias.

Experiencia, acompañamiento  y aplicabilidad los tres ejes diferenciales de la Formación para directivos.

Formación a medida ideal para empresas

El desarrollo o mejora de productos y servicios en las empresas son la diferencia entre crecer o estancarse en el mercado. Este proceso de mejora continua en la oferta de servicios se conoce como innovación, muchas empresas conscientes de ello, dedican parte de sus recursos a estos procesos.

La responsabilidad de las organizaciones de sumarse al auge tecnológico, les permite diversificar y mejorar los productos y servicios que le ofrece a sus clientes, independientemente del sector al que se dediquen.

Esta mezcla de innovación y tecnología ha derivado en nuevos métodos de formación para los profesionales: las plataformas de eLearning. La formación en línea, apoyada en metodologías de enseñanza más dinámicas, ofrece a las profesionales herramientas para adquirir nuevos conocimientos y desarrollar nuevas competencias.

La formación eLearning ofrece diversas ventajas para los profesionales y para las empresas. La comodidad, flexibilidad de horario y el ahorro en desplazamiento son atractivas para las organizaciones, al contar con personal enfocado en adquirir nuevo conocimiento y no preocupados por el tiempo que involucra asistir a lecciones, reagendar agendas de reuniones o reprogramar las tareas relacionadas con su puesto laboral. El alumno tiene la facilidad de completar sus cursos en el plazo que considere conveniente y que no altera sus responsabilidades diarias, motivándolo a completar su educación, incluso en tiempo ocioso como en traslados en autobús, metro o vuelos.  

Los requisitos de una plataforma eLearning

Con los nuevos modelos de enseñanza en línea, cabe destacar los elementos o características que deben cumplir las plataformas eLearning para facilitar la comprensión, la motivación y la aprobación de los cursos en un tiempo óptimo.

Dos factores para tomar muy en cuenta en la plataforma, sea esta para empresas o para alumnos particulares, son la accesibilidad y la usabilidad.

La accesibilidad y usabilidad responden a la simplicidad para utilizar un dispositivo, herramienta o software. Por ejemplo, se debe considerar qué tan sencillo es para un nuevo usuario inscribirse en la plataforma, y también qué tan intuitivo es el avance entre secciones o qué tan rápido es posible encontar la información en el sitio.

Actualmente, todas las plataformas deben ofrecerle al estudiante la posibilidad de completar su curso en diferentes dispositivos y no solo en el ordenador, por lo que el desarrollo debe contemplar el uso en móvil o tablet para facilidad y accesibilidad del usuario.

En el caso de la empresa, estas dos características se dirigen al trabajo del encargado de crear el contenido, ordenarlo, evaluarlo, probarlo y darle de alta en la plataforma para que esté a disposición de los usuarios. La empresa debe mantener el control de la herramienta, con la posibilidad de modificarla o cambiar el contenido de forma precisa y sencilla para adaptarse a las necesidades de los alumnos.

Los elementos gráficos y multimedia deben complementarse para apoyar el proceso de aprendizaje. La cantidad de información que se despliega en pantalla debe ser la suficiente para que la lectura sea sencilla, sin saturar de información al usuario, y para lograrlo con éxito se toman en cuenta elementos como fotografías, ilustraciones, infografías y videos. Estos elementos guían el proceso de captación de mensajes y datos de una forma más amigable para el estudiante. Los videos, por ejemplo, permiten que las personas vean y escuchen la información, aumentando las posibilidades de retención del conocimiento.

Las pruebas y evaluaciones dentro de la plataforma muestran el avance y certifican el entendimiento de los cursos. Las plataformas eLearning permiten crear diferentes dinámicas para evaluar si el estudiante está comprendiendo la información: se puede trabajar con pruebas de selección única, preguntas de verdadero o falso, participación en foros e interacción con otros estudiantes; estas y otras herramientas posibilitan medir el nivel de aprendizaje.

Si el estudiante no aprueba, deberá retomar la materia, garantizando que pueda avanzar en el curso hasta contestar correctamente las evaluaciones. Este sistema de calificación permite que el estudiante retome rápidamente la materia que no comprendió, sin tener que esperar meses para realizar de nuevo un curso, como es el caso de la formación tradicional presencial.

En las plataformas eLearning, es esencial comprobar el respaldo de expertos para facilitar el proceso de aprendizaje de los estudiantes. Los cursos deben estar respaldados por profesionales y entidades que crean el programa de estudio y que imparten la materia, personas profesionales certificadas en lo que se desea enseñar. Es responsabilidad del estudiante y de las empresas que contratan un curso, revisar quién creo el contenido y qué título se entrega al finalizar.

El acompañamiento durante el proceso garantiza que el estudiante adquiera los conocimientos necesarios. La plataforma debe incluir canales de comunicación entre alumnos y tutores para la resolución de dudas y preguntas durante el proceso de aprendizaje.

La falta de apoyo profesional no debe convertirse en una razón para que el estudiante no pueda completar la formación. Cuanto más especializado sea el programa de estudio, mayor el grado de acompañamiento, por lo que las empresas que comercializan los cursos deben hacer un balance entre complejidad de la materia y disponibilidad de profesionales que apoyen la formación. Cabe destacar que los cursos más generales y menos exigentes no siempre cuentan con este apoyo al considerarse innecesario, este aspecto se valora caso a caso para asignar o no recurso humano de apoyo.

Las herramientas con las que cuenta una plataforma de eLearning son creadas con el objetivo de que el proceso se complete con la menor cantidad de personas involucradas, por lo que las nuevas plataformas deben ser tan automatizadas como sea posible. Esto se contempla desde la inscripción, pago y creación de usuario hasta el momento de recibir un título o certificado.

El apoyo en foros de debates con otros alumnos, chats de resolución de dudas o tutorías y que el alumno puede enviar pruebas por medio de la plataforma, crean un ambiente más automatizado, sin necesidad de salir de la plataforma para completar tareas. El alumno debe ser capaz de completar todo el ciclo en la plataforma por sí solo, sin estar consultando manuales de uso, solicitando soporte vía correo o llamando a una oficina para cumplir sus objetivos de formación.

Formación adaptada a cada organización

Los responsables de la formación de los colaboradores de la organización deben estar conscientes de todas las ventajas y características mencionadas en este texto, para sacar el máximo provecho en este tipo de solución en la formación de personal.

Las herramientas eLearning abren la puerta para la reducción de costos, aumento de la capacidad y competencias del recurso humano, y un mejor aprovechamiento del tiempo.

La flexibilidad de horarios y contar con una ubicación virtual de formación, le permiten a las empresas capacitar a sus empleados sin importar el cuándo ni el dónde. Es una gran oportunidad para empresas con operación en distintas ubicaciones, dentro de España o a nivel internacional, para capacitar equipos en diferentes oficinas, países, e incluso en diferentes idiomas de manera simultánea y sin los costos de traslados, sin la contratación de expertos que tengan que visitar cada una de las oficinas y garantizando la formación dentro de la organización con un mismo estándar.

Es momento de contemplar la formación por medio de plataformas eLearning como alternativa a la formación presencial para facilitar procesos y apoyar a aquellas empresas que no pueden costear la formación tradicional para un gran número de empleados en diferentes oficinas.

Siempre tomando en cuenta la elección de una plataforma que cumpla los requisitos básicos, que detalle quién certifica el conocimiento que se imparte en la herramienta y que tenga el respaldo y acompañamiento de profesionales en la materia.

Capacitación en Supply Chain Management

Actualmente para conseguir unas organizaciones y empresas más competitivas, que puedan sobrevivir y tener éxito, ya no basta con mejorar sus operaciones y procesos, sino que es necesario ir más allá y tener una gestión sólida de la Supply Chain Management (Gestión de la Cadena de Suministro) internalizada en la empresa, basada en las correctas decisiones que toman nuestros empleados en ellas.

La Gestión de la Cadena de Suministro busca unas relaciones de intercambio de información, materiales y recursos, tanto con proveedores, como con clientes integradas en la Empresa, de modo que se aumente su margen de beneficio, la calidad de producto/servicio que ofrece y la satisfacción del cliente, a la vez que se consigue reducir los costes y los plazos de entrega.

Supply Chain Management

            La Supply Chain Management conlleva la coordinación y la integración de estas relaciones o flujos, tanto dentro de la misma empresa como entre empresas distintas, pudiéndose distinguir tres flujos principales, los cuales deben ser mapeados y analizados correctamente, eliminando todo aquello que no genera valor añadido a clientes externos/internos:

  • Flujo de productos: comprende el movimiento de mercancías desde los proveedores a los clientes, así como las devoluciones realizadas por éstos, o las necesidades de servicio.
  • Flujo de información: conlleva la comunicación de pedidos y la actualización de la información sobre los estados de entrega.
  • Flujo financiero: está integrado por las condiciones de crédito, los calendarios de pago y las disposiciones de consignación y titularidad.

Teniendo en cuenta que, en la SCM intervienen todas las empresas que participan en la producción, distribución, manipulación, almacenaje y comercialización del producto y sus componentes (intervienen los siguientes agentes: proveedores, fabricantes, distribuidores, transportistas y cliente), y que la función de una cadena de suministro es entregar lo que el cliente quiere, con la calidad y cantidad requerida, en el momento justo y el lugar demandado, la gestión de la SCM debe maximizar y potenciar una administración de valor añadido en varios sentidos:

  • Administración de las Relaciones con Proveedores:
  1. -Selección, evolución y homologación de Proveedores.
  2. -Negociación de Contratos.
  3. -Compras.
  4. -Colaboración en el diseño y en el suministro.
  • Administración de la Cadena de Suministro Interna:
  1. -Planeación Estratégica.
  2. -Planeación de la demanda.
  3. -Planeación del abastecimiento.
  4. -Cumplimiento en el procesamiento de órdenes.
  5. -Cumplimiento en el servicio.
  • Administración de las relaciones con los Clientes:
  1. -Marketing.
  2. -Fijación de Precios.
  3. -Ventas.
  4. -Atención al cliente.
  5. -Administración de órdenes.

Todas estas funciones deben de internalizarse en nuestra empresa para conseguir los objetivos de rentabilidad, flexibilidad, satisfacción del cliente, etc… que buscamos con la SCM. Los departamentos de la empresa implicados directamente en la SCM son: Compras, Planificación, Producción, Logística, Ventas y Marketing.

Para su internalización en la empresa, se necesitan profesionales en estos departamentos que tengan las competencias y habilidades necesarias en la Supply Chain Management, dichos profesionales deben tener los conocimientos necesarios para entender e identificar las ventajas que ofrece la SCM, implementarlas en la empresa y materializarlas.

En Global Lean, realizamos la formación necesaria para que esos profesionales puedan: adquirir las competencias y habilidades en la SCM, profundizar en el conocimiento de su funcionamiento en la empresa y para entender cual es el impacto que tiene en el negocio y la rentabilidad de esta. Si quieres más información al respecto, puedes escribirnos a [email protected]

Te contamos los mitos sobre la formación e-learning

La enseñanza online o formación e-learning tiene cada vez un peso más significativo en el mercado. Durante estos últimos años y tras la pandemia se ha extendido muchísimo como un método educativo muy eficaz y adaptado a los nuevos tiempos y las nuevas necesidades. Sin embargo, aún existen muchas ideas erróneas de como funciona un aula virtual o cómo se desarrolla este tipo de enseñanza.

En este artículo queremos romper con algunos de los falsos mitos que hay sobre la formación e-learning y a la vez reflexionar sobre la metodología de aprendizaje online.

¿Qué es la formación e-learning?

La formación online, también llamada formación e-Learning o teleformación, se trata del proceso de enseñanza-aprendizaje llevado a cabo a través de Internet, en el que existe una clara separación física entre profesor-alumno y entre los propios alumnos, pero la comunicación entre ellos es constante y continuada.

En esta modalidad, el alumno es el centro de la formación y de todo el proceso, haciéndose necesaria una autogestión del aprendizaje. En la formación e-learning la figura del tutor/a online y de los compañeros/as cobran mucha importancia para lograr los aprendizajes pretendidos.

Mitos sobre la formación e-learning

Mito 1: lleva mucho trabajo pasar el contenido de un aula presencial a un aula online

A menudo se piensa que crear un curso online se basa en digitalizar el contenido que tenemos de la enseñanza presencial o tradicional. Y claro, como ese contenido no está pensado para el mundo virtual, hay que invertir tiempo y trabajo en adaptarlo.

La realidad es bien distinta. Con una buena planificación y definiendo claramente los objetivos del curso online, podrás ir creando los contenidos con una visión más enfocada a un aula virtual directamente. Y, además, en plena era digital, existen muchísimas herramientas encargadas de trasladar tu contenido a un material dinámico, visual e interactivo; lo cual te facilitará muchísimo la tarea.

Mito 2: la calidad del curso online es inferior a la de los cursos presenciales

La formación online no es ni mejor ni peor que la formación presencial. De hecho, pueden ser igual de buenas o igual de malas.

Para que una formación sea de calidad debe cumplir con una serie de criterios y condiciones. Material didáctico adecuado y un/a docente con unas cualidades y capacidades específicas para ello. Y esto es exactamente igual en la formación presencial y en la formación online. Sin embargo, alguna vez te has planteado alguna de estas cuestiones:

¿El mero hecho de asistir a un aula significa que el curso va a ser bueno y de calidad?

En alguno de los cursos presenciales que has realizado, ¿has tenido la sensación de haber perdido el dinero o el tiempo?

Mito 3: Tienes que ser experto/a en tecnología

En absoluto. No necesitas entender de programación, ni de informática, ni de marketing digital para comenzar a impartir tu contenido de forma online. Hoy en día existen multitud de plataformas que se encargan de este trabajo por ti.

Mito 4: No tendré compañeros con los que compartir la experiencia

Es cierto que la sensación de soledad es una de las principales barreras a las que tienen que enfrentarse las personas que estudian online, pero los programas ofrecen cada vez más trabajos prácticos en equipo. Además, las plataformas virtuales disponen de diversas herramientas (foros, chat, mensajería…) para facilitar la comunicación entre compañeros.

Mito 5: el e-learning es muy impersonal

El hecho de que no estemos en una clase física y que no tengamos a los alumnos delante, no significa que no exista la comunicación con ellos. En los cursos online los estudiantes pueden contactar con los tutores de diferentes formas: email, videoconferencia, mensajería instantánea, etc.

Vivimos en medio de una revolución de las comunicaciones con herramientas que no sólo hacen posible una interacción rápida y directa, sino que, además, seguramente terminen siendo un trato más personalizado del que reciben en un aula tradicional de universidad donde al profesor se le hace imposible hablar con los 100 alumnos que tiene en frente.

Mito 6: la formación e-learning es más fácil y no requiere tanto tiempo de dedicación

En primer lugar, no podemos afirmar que la formación online es más fácil o difícil. Todo dependerá del curso, la duración, el cumplimiento de posibles requisitos, etc. En este aspecto, no hay diferencias significativas con respecto a la formación presencial.

Pero la formación e-learning nos ofrece una gran ventaja que es el ahorro de tiempo al no tener que desplazarte a un lugar físico. Sin embargo, eso no quiere decir que tengas que dedicarle menos tiempo al aprendizaje. Como hemos visto, realizar un curso online significa leer, indagar, investigar, participar, realizar prácticas y evaluaciones… y para poder hacerlo vas a tener que dedicarle el tiempo que sea necesario.

Mito 7: no tendré un horario fijo

No por ser una formación online significa que no puedas tener un horario fijo. Una de las ventajas del estudio online es la flexibilidad. La formación e-learning nos ofrece la posibilidad de estudiar cuando queramos y desde cualquier lugar, pero esto puede ser un arma de doble filo si no mantenemos una cierta disciplina de estudio.

Por eso, es importante planificar las horas que se van a dedicar a estudio, fijar unos objetivos diarios o semanales y hacer un seguimiento para no caer en la pereza y la falta de motivación.

Mito 8: las empresas no valoran igual a candidatos que tienen un título online

Todos coinciden en señalar que en la actualidad esta situación apenas se produce. Lo que las empresas quieren ver es que el trabajador está formado en una serie de tareas, con independencia de cómo hayan conseguido dicha formación.

Entonces… formación e-learning, ¿sí o no?

Como habrás podido comprobar, la formación e-learning no es mejor ni peor que la formación presencial. La elección de una u otra no debería hacerse por la modalidad, sino teniendo en cuenta tus características personales y laborales.

Lo que ha quedado claro es que los cursos online ofrecen una serie de ventajas y esto es importante si eres una persona que trabaja y que quiere seguir formándose.

Ventajas de la formación e-learning

  • Sin barreras espacio-temporales. Con la formación online, puedes realizar un curso desde casa o el lugar de trabajo, no importa si tienes que viajar o cambiar de residencia. Tampoco importa que tengas un horario laboral complicado porque los contenidos están disponibles todos los días a cualquier hora.
  • El alumno es el centro del aprendizaje. El alumno es el verdadero protagonista en todo el proceso de enseñanza-aprendizaje, participando de manera activa en la construcción, desarrollo y/o actualización de sus conocimientos.
  • El tutor o la tutora es un pilar fundamental. El profesional que está al cargo de la acción formativa guía el proceso de enseñanza-aprendizaje de cada uno de los alumnos orientando, ayudando, facilitando y acompañando los aprendizajes de todo el proceso formativo.
  • Comunicación constante. Las plataformas e-learning, es decir, el campus o el aula virtual, tienen una serie de herramientas que permiten que haya una comunicación constante entre tutor-alumno y entre los propios alumnos. Esta comunicación puede ser síncrona (en tiempo real) a través de chat, videoconferencia, etc., y asíncrona (diferida en el tiempo) mediante el correo electrónico, los foros, mensajería, etc.

Fuente:

Global Lean continúa con su plan de expansión y abre sus operaciones en Colombia

Expansión de Global Lean en Colombia

Global Lean continúa con su plan de expansión y abre sus operaciones en Colombia con el fin de extender su presencia en América Latina mediante su visión de soluciones integrales para la competitividad empresarial en el marco de la mejora de los procesos estratégicos y operativos de la cadena de suministro.

“Comenzamos con nuestro plan de expansión en el 2018 en los países del Cono Sur de Latinoamérica teniendo presencia en Uruguay y Argentina, y ahora es el momento de continuar ese proyecto de crecimiento”, afirma Ricardo Catelli, director general de Global Lean.

Global Lean expande su presencia en Latinoamérica

Global Lean ya estaba presente en Latinoamérica a través de su amplia oferta formativa online dirigida a los profesionales de la logística, Supply Chain, mejora de procesos y estrategia. Además, han trabajado en varias ocasiones como consultores estratégicos de empresas latinoamericanas a través de su área de consultoría.

En esta primera etapa, Global Lean Colombia lleva su propuesta de valor al mercado latinoamericano con sus servicios de Consultoría y Formación, para finalmente en un futuro acabar estableciendo el resto de sus áreas de su negocio: Soluciones Tecnológicas, Externalización y GLShop.

Para obtener mayor información sobre la presencia de Global Lean en Colombia, podéis contactar a través de la siguiente dirección de correo electrónico: [email protected]

Las ventajas de la formación in company para tu empresa

Formacion in company

La formación y adquisición de conocimientos siempre es una ventaja, sin embargo, cada vez juega un papel más relevante la forma en la que esta se imparta.

Formación, del latín formatio-orem:  reunión ordenada de un cuerpo de tropas para algún acto de servicio.  Esta definición etimológica si la llevamos al campo empresarial nos da las pautas a seguir para plantear la formación in companyenseñar y adiestrar a un grupo de personas para ejecutar los procesos de la empresa con eficacia y eficiencia.

Afrontar los retos de un negocio no es posible sin una estrategia de transformación que tenga en cuenta a las personas como motores del cambio. Por ello, la formación in company puede ser el gran aliado para este tipo de situaciones.

La formación “in company”, es la modalidad de formación que se diseña y se imparte en función de las necesidades de cada empresa, planteando soluciones a los problemas cotidianos de la compañía cliente.  Como su propio nombre indica, se trata de una formación en la que todos los participantes en la misma pertenecen a la misma compañía.  En general, suelen ser programas de una duración aproximada de 20 ó 30 horas, aunque se pueden diseñar cursos tanto de menor como de mayor duración.  Se suelen impartir en jornadas seguidas para no alargarlos en el tiempo y, por lo tanto, con una carga formativa diaria importante.  La componente práctica hay que desarrollarla prácticamente en el horario lectivo y adaptándola a la coyuntura de la empresa cliente.

El objetivo de la formación in company

Cualquier plan de formación in company, tanto individual como colectivo, tanto dirigido a una empresa como a varias empresas, tiene como objetivo básico el alcanzar el grado de aptitud necesario que permita desempañar las tareas profesionales en un grado óptimo.  Para ello, tanto si la iniciativa formativa es de la persona o de la empresa (dirigida a una o a varias personas de la misma), se deben plantear el esquema de la siguiente figura.

La identificación de las necesidades formativas es lo primero que tanto las personas como las empresas tienen que realizar, ya que, en base a la misma, se conseguirá la formación y el entrenamiento adecuado para conseguir que la ejecución de un proceso sea eficaz.  No debemos olvidar que en el proceso tenemos:  inputs y sus especificaciones, la definición del propio proceso, outputs y sus especificaciones y las 5M (mano de obra, materiales, máquinas, métodos y medida), y que el concepto de mano de obra no es el de las personas que intervienen en el mismo, sino la formación y el adiestramiento que hay que proporcionar a la mano de obra para la realización correcta del proceso.

La definición de objetivos es el resultado que deseamos alcanzar con el plan formativo diseñado y encauzado hacia la satisfacción de las necesidades identificadas.

Una vez definidos los objetivos a alcanzar, diseñáremos el programa formativo adecuado para alcanzar los objetivos definidos y, por lo tanto, satisfacer las necesidades planteadas.  En este diseño, se hará “un traje a medida” entre la empresa cliente y la empresa formadora o, se realizarán “los cursos reglados” que se ajusten de manera óptima a las necesidades formativas.

Finalmente, procederemos a la realización de la actividad formativa y al control de los resultados obtenidos que nos permita medir la eficacia de la formación realizada y, si se producen desviaciones entre los objetivos marcados y los alcanzados, realizar las medidas correctoras, que la mayoría de las veces sólo se podrán aplicar en las actividades formativas posteriores, pero que a veces nos permiten corregir la actividad en curso.

El éxito o el fracaso de la formación:  la aptitud y las actitudes

Es evidente que el éxito o el fracaso de las acciones formativas está en el nivel de satisfacción de las necesidades de la persona o empresa que ha recibido éstas; que, al tratarse de formación in company, estará en que se les haya educado y adiestrado en la ejecución eficaz y eficiente de los procesos empresariales para los que se les ha formado.

Este “saber hacer” es sólo el campo de la aptitud de las personas y serán aptos o no aptos para la realización de los procesos encomendados.  Ahora bien, todos los que tenemos que ver con el mundo empresarial sabemos que el “saber hacer” sin el “querer hacer” sólo sirve para hacer el trabajo bien hoy y mañana y pasado, sin ningún tipo de iniciativa, sin plantear ninguna mejora.  Entramos de lleno en el campo de las actitudes, pero tanto actitudes de las personas como actitudes de la empresa.  Los cruces de la aptitud y de las actitudes nos da las alternativas de la tabla 1.

En esta tabla, vemos que si el personal no está formado (1, 2, 3 y 4), no tiene aptitud, el trabajo será ineficaz y, por lo tanto, los clientes estarán insatisfechos.  Pero si el personal está formado (5, 6, 7 y 8), el trabajo será eficaz y los clientes estará satisfechos.  Por lo tanto, la empresa tiene que asumir que la formación es un factor estratégico no sólo para la supervivencia, sino para la mejora continua de la misma.

Con relación a las actitudes, las consecuencias que vamos a obtener las podemos resumir en la tabla 2.

Conclusión

Sin actitudes, sin querer saber, sin querer hacer, la persona y la empresa están abocados al fracaso, aunque hayamos formado.  Con actitudes, queriendo saber, queriendo hacer, podemos superar cualquier dificultad que se nos presente, porque siempre vamos a mirar hacia delante, una misión de mejora continua.

Fuente:

Yellow Belt Lean Six Sigma: El primer paso para la mejora de procesos

Yellow belt en las organizaciones

Lean Six Sigma, como herramienta perfecta para asegurar la calidad y disminución de la variabilidad de los procesos organizativos, surge de la combinación de dos metodologías científicas para la mejora de estos. Su objetivo último es el de eliminar todos los aspectos que impidan o dificulten que el producto no cumpla con las especificaciones del cliente, reduciendo al máximo sus defectos en la entrega final.

El Yellow Belt como primera línea de la mejora en las organizaciones

Los profesionales Yellow Belt son los responsables de bajar al terreno la estrategia, así como aplicar los principios de la metodología Lean Six Sigma en proyectos concretos de mejora definidos y aprobados previamente.

Sirven de soporte a los proyectos de mejora liderados por los Green y Black Belts de una organización, disponiendo de una dedicación parcial a las labores de mejora y conciliándolas con el trabajo diario en la empresa.

Dentro de sus habilidades destacan la orientación al cliente y a resultados, la capacidad de identificar los procesos susceptibles de beneficiarse de la aplicación de la metodología, así como su implementación, interpretación y aplicación en un contexto válido pero limitado en cuanto a recursos.

Los Yellow Belts poseen conocimientos específicos sobre las herramientas de calidad necesarias para implementar y cumplir los propósitos de las iniciativas de mejora. Es el primer paso para cualquier persona que desee encauzarse en el camino de la mejora.

Beneficios de tener un Yellow Belt

4 Beneficios de ser un Yellow Belt Certificado

  • Garantía de competencia: estar certificado supone la garantía de que la persona posee las competencias y herramientas necesarias para aplicar la metodología en los procesos que opera.
  • Más oportunidades laborales: al ser una demostración de compromiso con la mejora del negocio y de diferenciación con otros profesionales.
  • Impulso de la carrera profesional: preparando a la persona para un papel de liderazgo, mejorando la ejecución y calidad, así como favoreciendo el ahorro de costes, lo que supone mayores oportunidades para el avance dentro de la organización.
  • Adquisición de un set de herramientas técnicas: que se podrán poner en práctica en el día a día.

5 Beneficios de contar con un Yellow Belt en la empresa

  • Personal cualificado: para participar en proyectos de mejora en la empresa.
  • Compromiso con la mejora y mayor participación: en la eliminación de errores, reducción de costes y agilidad en las respuestas.
  • Mayor productividad: lo que permite dedicar más tiempo y recursos a mejorar el servicio al cliente y al desarrollo de nuevos productos.
  • Reducción de desperdicios: eliminando todo aquello que no aporta valor al proceso.
  • Incremento de la satisfacción al cliente: al eliminar los errores internos y mejorando el resultado final.

En Global Lean ofrecemos formación avanzada en todos los niveles Lean Six Sigma, cuyos contenidos se desarrollan bajo el marco de la norma UNE-ISO 13053:2012. Esto, sumado al aval de la Universidad Politécnica de Madrid, supone la garantía de calidad y el cumplimiento de un estándar común para el desarrollo de competencias dentro de esta área.

Contamos con profesores especialistas en la materia, los cuales, cuentan con amplia experiencia en el liderazgo de multitud de proyectos de mejora continua en diferentes sectores, lo que supone una aportación de valor para el aprendizaje al compartir experiencias y ejemplos reales.

Además, más de 5000 alumnos ya han confiado en nosotros para capacitarse y obtener su certificación.

Si quieres más información, escríbenos a [email protected]