Skip to content

Estructura organizativa de una empresa

Estructura organizativa empresa

Estructura organizativa de una empresa

Pasan los años y el mundo sigue en constante evolución. La tecnología avanza, los mercados mutan y los clientes cada vez son más exigentes. Cada uno de estos factores ha obligado a las empresas a renovar sus modus operandi en función de optimizar su rendimiento integral. Pero innovar y adaptar una organización a un entorno inmerso en un ciclo evolutivo constante, no es nada sencillo. Por tanto, establecer la estructura organizativa de una empresa se ha convertido en un proceso de capital importancia para hacer que los negocios sean novedosos y competitivos.

Uno de los motivos por el que pequeñas, medianas, incluso grandes empresas no son capaces de ajustarse a las transformaciones que sufre el ecosistema empresarial, reside en sus sistemas jerárquicos arcaicos o estrictamente verticales. 

La estructura organizativa de una empresaactual no tiene que ser rígida o inamovible basada en tendencias obsoletas. Hoy día los mercados son más volátiles y, por ende, el diseño estructural de una organización tiene que ser ágil y evolucionar al unísono con un entorno corporativo ventilado por los cambios.

Queremos desde Global Lean mostraros las claves para determinar la mejor estructura organizacional para vuestro negocio corporativo, sin cometer errores en el camino.

Estructura organizativa de una empresa: Qué es y para qué sirve

La estructura organizativa de una empresa se refiere a la forma en que se ordena el sistema jerárquico de una organización. Este sistema es importante para definir el rol de todos los trabajadores y el resto de los miembros de la compañía, incluso para conocer cómo cada departamento interactúa entre sí.

Para entender mejor en qué consisten estos diseños estructurales orientados a entornos corporativos, resulta primordial conocer algunas de las características intrínsecas en la estructura organizacional de una compañía. Estas son:

  • Se diseña a partir de la cultura empresarial y la tónica de liderazgo.
  • Tiene que adaptarse a los objetivos de la empresa y al sector en el que opera.
  • Establece las características de organización de la empresa.
  • Su objetivo es diseñar el sistema de trabajo dentro del entorno laboral.

Al final, este sistema estructural sirve para definir los procesos, rangos de liderazgo, organigramas y departamentos dentro de una empresa. En definitiva, establece cómo será la dinámica de trabajo de los equipos de personas que hagan vida laboral en la organización.

El organigrama y su importancia

El tipo de estructura organizativa de una empresa debe ser del conocimiento de cada miembro de la compañía. Para ello, es idóneo crear un organigrama que refleje gráficamente cuáles son las funciones, responsabilidades y jerarquías de la entidad corporativa. 

El organigrama es una herramienta que precisa y facilita el entendimiento de los niveles jerárquicos de la entidad, incluyendo su orden y la división de sus funciones para encaminar la organización hacia el logro de sus objetivos. También muestra:

  • Los canales de comunicación internos
  • Los cargos y responsabilidades de cada departamento
  • Las relaciones existentes entre cargos y departamento

El uso de organigramas para definir el diseño organizacional de una empresa representa un recurso de mucha utilidad para brindar una percepción realista de la entidad. Así se permite comprender mejor su funcionamiento y cómo operan los grupos de trabajo.

Tipos de sistemas organizacionales

A lo largo del siglo XXI, las trasformaciones que ha sufrido la sociedad han obligado a las empresas a desprenderse de las viejas estructuras organizaciones e implementar novedosos sistemas estructurales. Son 3, y la mayoría de las compañías los usan actualmente.

Estructura organizativa funcional

La estructura organizativa funcional es una de las más aplicadas en las últimas décadas. Se caracteriza por regir el modus operandi de las empresas por departamentos: marketing, ventas, finanzas, sistemas, etcétera. Este modelo ha traído de la mano una mayor estabilidad dentro de las empresas, estandarizando la manera de producir de las compañías.

Pros

  • Es una estructura sencilla.
  • Promueve mayor entendimiento entre los empleados/as que tienen capacidades similares.
  • Ideal para mercados estables.

Contras

  • No responde muy bien a los objetivos estratégicos de una empresa.
  • La retroalimentación entre departamentos no es muy óptima.

Estructura organizativa divisional

Comentábamos anteriormente que la estructura organizativa de una empresa tiene que ser capaz de adaptarse a un entorno en constante en evolución. En la actualidad, con la proliferación del teletrabajo o trabajo a distancia, cada vez más organizaciones apuestan por el sistema divisional. Sobre todo, porque se diseña por zonas geográficas.

Sin embargo, la génesis de este tipo de estructura tiene su origen en la década de los años 80, con la descentralización de las empresas en divisiones por líneas de negocio/productos.

 Pros

  • Ofrece mejor respuesta a los objetivos de la empresa

Contras

  • La retroalimentación es deficiente
  • No fomenta el aprendizaje en grupo

Estructura organizativa matrical

Es un hibrido de las estructuras funcionales y divisionales. Hoy día se ha convertido en el sistema predilecto de las compañías en los últimos tiempos porque hace más eficaz las gestiones de las organizaciones con presencia en otros lugares y países.

Lógicamente, este tipo de estructura se clasifica en 2:

  • Por funciones
  • Por divisiones.

Es muy común que los empleados/as que trabajen en compañías con estructuras matriciales, suelan reportar sus tareas a 2 jefes: al funcional y al que se encuentra en otra región o país.

  Pros

  • Responde completamente a los objetivos de la compañía
  • Fortalece la retroalimentación entre departamentos

Contras

  • Puede generar confusiones en términos de liderazgo

Estructura organizacional por proyectos: Un nuevo concepto que coge más fuerza

No nos sorprenderíaquela estructura organizativa de una empresaactual haya optado por el modelo organizacional por proyectos. Dado a la naturaleza evolutiva de los mercados, ya sea por la aparición de nueva competencia o por los avances tecnológicos, se ha convertido en una tendencia que promete perpetuarse en el tiempo.

Poco importa si la estructura de vuestra compañía es funcional, divisional o matricial. Este sistema tiene una mayor capacidad de adaptación porque basa su dinámica en la creación de nuevos proyectos. Es decir, la creación de pequeñas empresas temporales integradas por personas que pueden laborar en distintos departamentos o países, y están alineadas al cumplimiento de un objetivo en particular.

Pros

  • Proporciona más flexibilidad y rapidez
  • El factor motivacional está a flor de piel porque el proyecto se creó para alcanzar una meta en común y en un plazo determinado.
  • Eleva la comunicación a otro nivel.

Contras

  • No fomenta el aprendizaje entre proyectos
  • Puedes tener dos expertos funcionales en las diferentes divisiones

Qué modelo de estructura organizativa es mejor para mi empresa

No hay estructura organizativa mejor o peor que otra. La clave para hacer la elección correcta es decantarse por el modelo que mejor se alinee con los objetivos de nuestra empresa y con las características del sector en la que está inmersa, incluyendo otros factores.  

Cada empresa tiene la particularidad de seguir un diseño estructural que, según su directiva, los direccionará al cumplimiento de sus objetivos y facilitará el desarrollo de sus funciones. Por lo general, implantar la estructura organizativa de una empresa deriva de la misión, visión y valores de la propia compañía.  El caso es que los sistemas de estructuras organizacionales que analizamos en Global Lean suelen adaptarse a ciertas empresas.

  • Las pequeñas y medianas empresas. Cada vez buscan convertirse en propuestas innovadoras, de modo que sus estructuras no suelen ser verticales. Es habitual que usen una estructura matricial para conseguir mayor agilidad y adaptarse mejor a los cambios del mercado. Además, la comunicación será más eficaz y fructífera.   
  • Las grandes empresas. Cuanto más grande sea una compañía más compleja será su diseño estructural. Por tanto, las grandes empresas están optando por crear estructuras para proyectos, dividiendo la organización en mini-empresas, y equipos destinados especialmente a los clientes. Todo esto con el propósito de mejorar su rendimiento integral, haciendo que los equipos tengan autonomía y más protagonismo al momento de tomar decisiones.

Conclusiones

La estructura organizativa de una empresa basada en un diseño radicalmente jerárquico no suele aportar nada al mercado y tarde o temprano termina destruyendo su propio valor, salvo que el sector sea estable. Pero en general, este tipo de estructuras se traducen en ineficiencias porque son muy pesadas, menos ágiles y burocráticas. Además, muchas de las actividades que se realizan no están destinadas al logro de objetivos estratégicos y no aportan un valor real.

Se cree que alrededor del 40% de las organizaciones con diseños estructurales arcaicos, tienen problemas de rendimiento integral, cuya raíz reside principalmente en su modelo organizacional. Sin embargo, es posible darle un vuelco a esta situación, a través de la contratación de un servicio de consultoría, como el que ofrecemos en Global Lean, ya que nos enfocamos en la mejora continua empresarial para garantizar resultados eficaces. 

Compartir:

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en pinterest
Pinterest
Compartir en linkedin
LinkedIn

Noticias relacionadas

Rellena el formulario y te contactaremos lo antes posible

Te llamamos sin compromiso

Abrir chat
Global Lean
Hola,
Gracias por contactar con Global Lean. Déjanos el mensaje y te atenderemos lo antes posible.